Cuando no quieren ver

 

Querido Blair:

Ya sé que mi carta anterior fue bastante desagradable y que solo quieres olvidar ese día de tu memoria, pero que sepas que esa no es la solución. Por mucho que lo quieras enterrar siempre estará ahí. Será parte de tu vida, parte de tu identidad, de tu manera de ver el mundo. Sé que no te atreves a decir nada. Sé que vas a necesitar años para atreverte a hablar de ello con total normalidad, pero tranquilo que todo llegará.

Pero ese no es el motivo de esta carta. El motivo de esta es para advertirte del desgaste psicológico que sufrirás a diario. Será un tipo de acoso mucho más sutil. Serán ataques por lo bajo para que nadie se entere.  A diario veras como tus compañeros te acosan en clase, como te insultan al oído cuando estáis colocados en fila, como intentan bajarte los pantalones para humillarte en público, como te ponen la zancadilla para que  caigas, como procuran por todos los medios dejarte sin pareja en educación física porque ninguno quiere estar contigo, como cuando salís a correr al patio te llaman gordo al adelantarte, como intentan meterte miedo cada vez que bajáis las escaleras para que te pongas nervioso, caigas y ellos poder decir  `ni le he rozado ha caído solo’, como te ponen el pupitre del revés para que seas el último en sentarte y la profesora te riña por retrasar  el inicio de las clases y todo esto ante los ojos  impasibles de tu profesorado. No es que no sean conscientes de tu situación si no que miran para otro lado y  pasan olímpicamente de lo que estás sufriendo. A  ellos solo les interesan los niños que sacan buenas notas, tú para ellos eres una mancha en su expediente y en el del elitista colegio concertado en el que tus padres te metieron con su mejor intención.

Por todo esto pequeño te pido que lo hables con tus padres, no tienes porqué aguantar  todas estas malas jugadas que te hacen pasar a diario, aunque yo esté en la sombra protegiéndote.

sombra

Nos vemos en:

Twitter: @EneasBlair

Instagram: @EneasBlair

Anuncios

¡ Vamos a jugar !

 

Querido Blair:

¿Qué tal estas? ¿Con ánimo? ¿Con fuerzas? Espero que sea así porque las vas a necesitar.  Me entristece mucho tener que escribirte esta carta pero he de hacerlo porque no quiero que nada te sorprenda y que sepas lo que te viene. Seré rápido y conciso…vas a tener uno de los peores tragos de tu vida. Uno de esos días que te marcarán. De esos días que dolerá  más lo psicológico que lo físico. Como sabes, los días que te obligan bajar al patio, te escondes  en la zona mas alejada, en el frontón, donde solías jugar con tu mejor y único amigo antes de que  se mudase.  Estarás allí sentado, solo, sin molestar a nadie y sin querer ser molestado.  Unos chicos se te acercarán  (algunos de tu clase y otros de cursos superiores)  ofreciéndote jugar con ellos al frontón.  Entonces, en esos momentos, por favor, di que no te apetece y vete donde haya más gente. No te quedes allí. Rechaza la oferta, en realidad no están siendo amables contigo.  Te explico que te va a pasar…porque sé que no vas a ser capaz de decir que no. Porque sé que tardarás años en aprender a decirlo.

El juego va a tener una mecánica muy sencilla. Ellos cogerán los dos balones de futbol y tú junto a otro chico seréis porteros.  Pero no Blair, ninguno de los dos vais a ser porteros de nada. El otro chico lo único de lo que se encargará será de que tu no puedas salir de ese ‘juego’.  Mientras que tu papel será recibir (aunque ellos lo llamen parar) los balonazos  que entre carcajadas y vejaciones irán directos a tu cuerpo  y no a la inexistente portería que se acaban de inventar para engañarte.  Intentarás huir pero no podrás. Empezaras a llorar y eso a ellos les parecerá divertido.  Les pedirás que paren pero eso les incentivará a ser más rápidos y más agresivos.  Empezarás a toser por los golpes que recibes en el pecho  y en el estómago pero eso no será impedimento para que paren.   Por lo que llegaras a un punto en el cual ni intentarás huir ni pedir clemencia. Tan solo pedirás con todas tus ganas  que el timbre del colegio suene, se marchen y te vuelvan a dejar solo. Querrás desaparecer, que te trague la tierra e incluso te sentirás avergonzado de ti mismo como si hubieras sido tú el que hubiera hecho algo malo. Te secarás las lágrimas para dirigirte a clase y disimularás con tu cuerpo dolorido como si nada hubiera pasado. Como si todo estuviera bien. Como si todo hubiera sido un mal sueño. Y todo por miedo. Por miedo a represalias si descubren a tus agresores.

 

Sin título-1

Nos vemos en:

Twitter: @EneasBlair

Instagram: @EneasBlair

UNA DECEPCIÓN MAS

Querido Blair:

 

Hey! ¿Qué tal estas? No sé muy bien cómo explicarte esto. Es algo que te va a ocurrir pero sé que no lo vas a valorar. En realidad no te va a pasar nada bueno, para que engañarnos…en realidad es que vas a hacer un gran trabajo, aunque no te lo valoren y te decepciones. Pequeñajo quiero que te quedes con eso. Con que has hecho un gran trabajo y que tienes un potencial que aún no  has descubierto y no valoras. Pero tranquilo que en un futuro si lo harás. Te lo aseguro.

En el colegio os van a mandar a hacer un poema obligatorio para un concurso.  Lo que no te imaginas es que vas a ser uno de los tres finalista (entre todo tu ciclo, compuesto por unas 6 clases). Seguro que ahora mismo estás leyendo esto  y diciendo que eso está bien.  Y sí.  Lo está. Lo que no te esperarás será la actitud de estupefacción de tu profesora ante la noticia y como te dejará  en ridículo delante de toda la clase. Pues según  ella será  imposible que tú hayas escrito ese poema y que seas uno de los seleccionados. Haciendo incluso que el jurado vuelva a reconsiderar su opinión, hasta no quedarle más remedio que aceptar la decisión de este y quedar en segunda posición.

Es por eso por lo que te mando esta carta. Para que esa actitud de desprecio no te afecte. Para que seas ‘malo’ y disfrutes de la actitud de estupefacción de tu profesora al ver que eres mucho mejor de lo que ella te valora . Para que sigas escribiendo. Para que el niño que escribía en el rollo de papel higiénico en el suelo del baño nunca muera.

Aquí te dejo el poema que vas a presentar:

 

poesia

Nos vemos en:

TW- @EneasBlair

IG – @EneasBlair