CASA ANTIGUA, SILLON NEGRO.

Querido Blair:

 

Seguro que ya empiezas a estar cansado de tantas cartas de advertencias. Seguro que te duermes todas las noches pensando que será lo siguiente y fantasearás con no recibir ninguna carta más.  Porque sabes que si no llegan más cartas a tus manos es porque todo ha mejorado. Que todo ha cambiado. Pero siento decirte que quedan más cartas. Bastantes más cartas.

Te lo voy a decir sin más rodeos… a tu corta a edad vas a empezar a necesitar ayuda de una profesional. Una de esas profesionales a las que llaman psicólogas. De esas señoras que te sientan en una silla y te hacen preguntas que no entiendes por qué lo hacen y que importancia tienen. Simplemente un día tu madre te hará montar en el coche y conducirá hasta una zona de tu ciudad totalmente nueva. Entrarás en una casa antigua (pensando que vais a visitar a una amiga) y te sentarás en un sillón negro. Tu madre te  dejará  a solas con esa señora y  quedará en volver a recogerte en una hora.  Sé que no entiendes nada. Empezarás a pensar que has ido a clases particulares  hasta que te das cuenta de que ni llevas material escolar ni ella te está mandando nada relacionado…si no que te está haciendo  preguntas personales, sobre cómo vas en el cole, quienes son tus amigos, que haces en el patio, cuál es tu asignatura favorita  y como estudias ,es como si intentase ser tu amiga, como si quisiera ganarse tu confianza.

Ella va  a darte métodos y maneras de estudiar para que tus notas mejoren. Iras durante meses a casa de esa señora y cada vez entenderás menos ¿Son clases particulares o no son clases particulares? No entenderás porque te hace leer textos, resumirlos y hacer esquemas. No entenderás porque te enseña la importancia de ser ordenado, de usar rotuladores de colores y un sinfín de técnicas de estudio.  El objetivo de esta señora será que mejores tus calificaciones, sin ser capaz de ver más allá. Sin ser capaz de ver que tus compañeros te insultan a diario, que estas solo en el patio, que tienes miedo de ir al colegio, que odias tener que levantarte cada mañana para repetir día tras día el mismo infierno. No será capaz de ver que un niño no vale por las notas que saque, si no por cómo es como persona. No será capaz de ver que no eres feliz. No será capaz de ver que no reías como lo hacían el resto de niños. No será capaz de ver que no tienes ni un solo amigo. No será capaz de ver que no te atreves a decir todo lo que estas sufriendo. No será capaz de ver que tu problema no es académico sino que es a nivel social.  No será capaz de ver el rechazo social que sufres y mucho menos será capaz de ver el auto rechazo que empieza a forjarse en tu interior.

Querido Blair si tu madre te está llevando a casa de esta señora es porque quiere que tu situación mejore,  aunque la psicóloga no sea capaz de ver tu problema.

chulin

Nos vemos en :

TW – @EneasBlair

IG – @EneasBlair

18 comentarios sobre “CASA ANTIGUA, SILLON NEGRO.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.