Gracias por ser mi amigo.

Querido Blair:

 

¡Hey pequeñajo! ¿Qué tal te va todo? No sabes las ganas que tenía de poder escribirte esta carta.  Vas a empezar una nueva etapa  y no me refiero a que te vayas a volver a mudar (ni nada parecido) si no que va a aparecer  alguien importante en tu vida. Una de esas personas a las que mirarás a los ojos y reirás a carcajadas tras haber hecho una gamberrada (si es que a eso se le puede llamar gamberrada).  Una de esas personas con las que pasarás las largas tarde de verano y las cortas tardes de invierno. Una de esas personas con las que ir a jugar a cualquier sitio, en cualquier momento y de cualquier manera. Una de esas personas que no  te juzgarán por tu manera de ser aunque todo el mundo te sigue juzgando en el colegio. Una de esas personas a las que lo único que le importa es poder salir a jugar y poder tardar lo máximo posible en volver a casa.  Una de esas personas que es un oasis en medio del desierto.

En efecto, después de tanto tiempo estando solo al fin vas a tener un amigo. Solo quiero que disfrutes con el todo y cada uno de los momentos que te regale la vida. Que corras mientras ríes a mandíbula desencajada. Que te manches la ropa, las zapatillas, el cuerpo, la cara, y hasta los dientes si hace falta. Que deambules por la ciudad sin destino alguno. Que vayas al cine por primera vez sin tus padres. Que fantasees con todas las cosas que queréis ser de mayores. Deja que el tiempo se detenga cada vez  que no os apetezca volver a casa. Que la pared de frontón os parezca pequeña en comparación con vuestras ganas de jugar. Porque una tarde de verano le verás especialmente triste y te contará entre lágrimas que sus padres han conseguido un nuevo trabajo y que se mudan a otra ciudad. Una de esas ciudades que escasamente sabes situar en el mapa. Y que según lo pronuncia suena lejos, muy lejos de ti. Muy lejos de vuestras tardes de verano, de vuestras risas, de vuestras noches de cine, de vuestras competiciones de frontón y sobre todo muy muy lejos de lo que teníais planeado.  Por eso pequeñajo te pido que disfrutes de cada y uno de esos momentos. Porque aunque vayan a ser eternos en tu memoria, solo lo serán ahí. En tu memoria.

i miss you

Anuncios

3 comentarios sobre “Gracias por ser mi amigo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.