Alternativa a la realidad

Querido Blair:

 

Hey! ¿Qué tal lo llevas? Te advertí  que empezarían los problemas y sé que aún no me crees. Sé que simplemente no entiendes porque te tratan así.  Que día tras día te preguntas el porque.  Pequeñajo, no intentes entenderlo. No intentes  entrar en la mente de otros. Pero por favor, por lo que mas quieras, nunca  jamás empieces a pensar que tienen sus razones y mucho menos empieces a buscar auto-justificaciones . Y mucho menos empieces a empatizar con ellos y  a darte de lado a ti mismo. No te puedes abandonar ya a esta edad (ni a ninguna). Simplemente quiérete y lucha.

Todo va a ir en aumento, incluso llegarás a tal punto en el que dejarás de llevar los deberes hechos para que  tus profesores te castiguen bajo su vigilancia para que así tus compañeros no puedan agredirte en el patio.  Sé que es una manera de protección. Sé que no te atreves a contárselo a tus padres por miedo a represalias (por parte de tus compañeros) si reciben algún tipo de castigo. Sé todo esto y mucho más pequeño. Sé  por lo que estás pasando. Pero para colmo todo esto no quedará solo en el cole.  Te apuntarás a la banda municipal de tu nueva ciudad, ansioso por aprender a tocar un nuevo instrumento a parte del piano. Y ya de paso, con la esperanza de hacer nuevos amigos. Allí te encontrarás a un montón de niños de tu edad  y niños mucho mayores que tú.  Y para tu desgracia también habrá compañeros del colegio, los cuales tardarán nada y menos en empezar a reírse de ti, induciendo al resto a hacerlo.   Ahí empezarás a pensar que no tienes escapatoria y que tu nueva ciudad no es tan grande como pensabas.

Y en medio de toda esta tormenta tendrás unos pequeños rayos de sol  alentándote. ¡Vas a ir a Disney!  Irás con el resto de la banda  y con tu madre. Y menos mal…porque aún no eres consciente de cómo te hubieses visto si llegas a ir solo.  En esos días serás el niño más feliz del mundo. Irás tan emocionado pensando en conocer a tu queridísima Bella y Micky… verás que todo es tan perfecto…que allí no hay nada de odio… irás a otro mundo. Un mundo en el que todo es posible, en el que la magia existe, en el que los buenos  siempre ganan y en el que el amor todo lo puede. Irás  fascinado por las calles de París,  verás por primera vez en tu vida el rio Sena, la Torre Eiffel, la catedral de Notre Dame, el Louvre, el Arco del Triunfo y  sin ser consciente de ello Paris se convertirá en tu ciudad favorita del mundo. Estarás tan feliz que no serás consciente de que ninguno de tus compañeros quiere estar  contigo, que nadie quiere comer contigo y que nadie te tendrá en cuenta para nada. Menos mal que estarás siempre arropado por tu madre…aunque seas pequeño y no lo sepas ver.canto paris

Nos vemos en:

Tw – @EneasBlair

Ig – @EneasBlair

Anuncios

3 comentarios sobre “Alternativa a la realidad

  1. Muchas gracias por ese “Me gusta” dejado en la entrada de TENER PODERES de mi blog de frases (o por darle like a dicha entrada, creo que se podría decir en el argot bloguero, ¿no?). La portentosa canción de Beny Moré que hay ahí se lo merece. Joder, qué swing más bestial. Creo que se podrán contar con los dedos de una mano las piezas comparables a ésta por lo que atañe al swing. No sé si conoces la versión de Carlos “Tabaco” Quintana en una actuación en directo en Cuba en la que honra la memoria del gran Beny Moré, pero en mi opinión es difícil decidir cuál de las dos es mejor, bueno, mejor no, cuál de las dos es más alucinante. Ésta del venezolano tiene, eso sí, un acompañamiento igualmente de lo más alucinante: esos dos músicos que en un par de ocasiones no dudan en amenizar el show nada menos que con espectaculares movimientos ¿simiescos podríamos decir? En cuanto a la soledad, mi opinión personal es que absolutamente todo el mundo está, por muy acompañado que se encuentre físicamente, solo, especialmente a la hora de la verdad, que no voy a decir explícitamente cuál es, o al menos cuál considero yo así, porque eso podría dar mal rollo y está feo dar mal rollo, o eso me parece entender a mí por lo que llevo visto al respecto. De todas formas, y ya que de música he hablado, recurriré a una voz musical que, al menos en la canción , no sé si opina, pero sí dice lo mismo que yo. Hablo del portorriqueño Nelson Feliciano, quien en esa canción salsera de 1973 dice lo siguiente: “Me duele el corazón [..] ¿Dónde están mis amigos? No los veo. ¿En dónde están mis hermanos? No los hayo. Solito he de sufrir, solito he de llorar. Solito yo me tengo que acabar, pobre de mí”. No hay que desesperarse por ello. Es ley de vida, eso es todo. Saludos.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.